IKIGAI

 IKIGAI (en japonés 生き甲斐, pronunciado ikiɡai) es un concepto japonés que significa «la razón de vivir» o «la razón de ser». Todo el mundo, de acuerdo con la cultura japonesa, tiene un ikigai. Encontrarlo requiere de una búsqueda en uno mismo, profunda y a menudo prolongada. Esta búsqueda es considerada de mucha importancia, ya que se cree que el descubrimiento del propio ikigai trae satisfacción y sentido de vida.

El término IKIGAI se compone de dos palabras japonesas: IKI(生き), que se refiere a la vida, y KAI (甲斐), que aproximadamente significa "la realización de lo que uno espera y desea".

Según los japoneses, todo el mundo tiene un IKIGAI, lo que un filósofo francés traduciría como raison d’être ("razón de ser"). Algunos lo han encontrado y son conscientes de su IKIGAI, otros lo llevan dentro pero todavía lo están buscando.

El IKIGAI está escondido en nuestro interior y requiere una exploración paciente para llegar a lo más profundo de nuestro ser y encontrarlo. 

El concepto de IKIGAI esta arraigado en Ogimi, aldea de Okinawa, una pequeña isla de este país asiático, una de las llamadas "zonas azules", los lugares en el mundo donde las personas son más longevas. En esta isla hay más personas mayores de 100 años por 100.000 habitantes que en cualquier otra región del planeta.

Según los naturales de Okinawa el IKIGAI es la razón por la que nos levantamos por la mañana, así mismo ellos no tienen una palabra para jubilarse y aseguran que uno de los secretos para una larga vida es nunca dejar de trabajar.

Estos isleños siempre están ocupados en alguna actividad que los apasione y que le dé sentido a su vida, así que si vas a Okinawa no será raro que veas a un japonés de 80 años totalmente activo y feliz.   


"Los japoneses no conocen

el termino jubilarse, nunca se retiran,

siguen trabajando en lo que les gusta,

siempre y cuando su salud se lo permita."


 

Algunos estudios sobre la longevidad sugieren que la vida en comunidad y tener un IKIGAI claro son tanto o más importantes que la saludable dieta japonesa. Aquí te presentamos algunos datos interesantes sobre la isla de Okinawa:

  • Padecen menos enfermedades crónicas (cáncer o dolencias cardíacas) y menos afecciones inflamatorias.
  • Se acuestan temprano y madrugan a realizar su actividad favorita.
  • Tienen huertos propios donde cultivan sus propios alimentos.
  • Tienen menos radicales libres en sangre (responsables del envejecimiento celular) debido a la cultura del té y a la costumbre de ingerir solo hasta saciar su estómago el 80% (cuando sienten que ya están quedando satisfechos paran inmediatamente de comer).
  • En general, hombres y mujeres mantienen un nivel elevado de hormonas sexuales hasta edades muy avanzadas.
  • Tienen un grupo de amigos con los que comparten, ríen, juegan y hablan a diario. Viven en comunidad.
  • Se mueven todo el tiempo, suave y sutilmente, pero nunca paran de moverse.
  • Celebran mucho, incluso las pequeñas cosas. La música, cantar y bailar es parte esencial de su día a día.

 

 

 

 


 

¿Cómo saber si has encontrado tu IKIGAI?

Aquí tienes un test que te ayudará a saberlo.

 


¿Estas registrado?